Medio Ambiente - ICL Iberia

Creando Valor

Medio Ambiente

ICL Iberia Súria & Sallent destina 5 millones de euros anuales a la protección del medio ambiente, y en especial a la gestión ambiental de los depósitos salinos.  En el año 2007 obtuvo la certificación internacional ISO 14001:2004, una certificación voluntaria y estándar reconocida en el mundo para evaluar la correcta gestión medioambiental de las empresas.  Iberpotash mantiene pues una política de mejora permanente y constante en la gestión del medio ambiente con una firme voluntad de transparencia.

Depósitos salinos

Los depósitos salinos son recursos y materia prima (tipificado como tipo B de la Ley de Minas vigente). Por lo tanto el objetivo es preservarlos en las mejores condiciones mediante canales perimetrales que recogen el agua de lluvia en contacto con la sal, presas de contención, etc., y garantizar que ni una gota de agua salada desemboca en los ríos.

La empresa cuenta con las autorizaciones ambientales integradas de todos los centros de trabajo (Súria, Sallent-Balsareny, y Barcelona) según la Ley 20/2009, de seguimiento y control.

Medio Ambiente Mina Sal y potasa ICL Medio ambiente Mina ICL

Colector de salmueras

Todas las aguas saladas generadas en las instalaciones industriales, pozos, depósitos de sales e incluso las aguas pluviales que se puedan haber salinizado, son conducidas al COLECTOR DE SALMUERAS para después ser evacuadas al mar.

Este colector fue construido por la Generalitat, con la colaboración de las empresas mineras. Empezó a funcionar a finales de 1989 y consta de dos tramos: Cardona-Súria-Callús y Balsareny-Sallent. Los dos tramos se unen para desembocar en la depuradora del Baix Llobregat (128 kilómetros).

Colector Salmorras ICL

El control  sobre las aguas  del colector de salmueras lo ejerce la Agencia Catalana del Agua, a través de Aguas de Barcelona, empresa que gestiona el mantenimiento  del colector. IICL Iberia Súria & Sallent es una de las empresas usuarias del colector de manera que ha financiado su construcción y financia también su mantenimiento.  El ACA también  realiza controles diarios de caudales y salinidad así como inspecciones detalladas a lo largo del año.

Convenio de colaboración establecido con el ACA

Con el objetivo de controlar y minimizar los efectos de las surgencias naturales de aguas salinas que se producen en la Cuenca Potásica Catalana, en localizaciones diferentes a las de las instalaciones mineras, se ha establecido un acuerdo de colaboración con la Agencia Catalana del Agua (ACA) que se desarrolla desde el año 2007.

Protocolo de Kyoto

Iberpotash ejerce un escrupuloso cumplimiento con respecto a las emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero, mediante un proceso de mejora continua donde se incluye la utilización de gas natural como combustible, así como otras tecnologías eficientes y respetuosas con el medio ambiente. El resultado final: utilización de  tan sólo el 70% de los derechos de emisión concedidos oficialmente.