ACCEPT
Location
Branches

Año 2020 en Noticias

ICL Iberia pone los fundamentos de la minería del siglo XXI
21/01/2020

ICL Iberia ha presentado dos de los grandes proyectos industriales que finalizarán a lo largo de este 2020: la nueva terminal portuaria y la rampa de Cabanasses. Lo ha hecho esta mañana durante una visita institucional a la nueva terminal que está a punto de inaugurar el Puerto de Barcelona. El acto ha contado con la presencia del Consejero de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet; el Secretar General de Industria y de la PYME del Gobierno de España; Raül Blanco; el quinto Teniente de Alcaldía del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle; la presidenta del Puerto de Barcelona, Mercè Conesa; y los 100 máximos directivos de la compañía, liderados por el presidente y CEO, Raviv Zoller, y el Presidente de la filial de ICL Iberia, Carlos Aleman.
El Presidente de ICL Iberia, Carlos Aleman, agradeció tanto al grupo como a las autoridades su continuo apoyo al proyecto y explicó que lo que había nacido con el objetivo de hacer una minería Eficiente "ha evolucionado para tener una minería del siglo XXI, es decir, lograr una minería sostenible ". Aleman añadió que gracias a estos y otros proyectos, pronto la empresa "podrá producir potasa y sales sin tirar ningún gramo de sal en los depósitos salinos y seremos competitivos a nivel global".
Raviv Zoller, Presidente y CEO de ICL, reiteró el compromiso de la compañía con el proyecto industrial de la filial catalana y ha agradecido el esfuerzo de la plantilla para sacarlo adelante. Zoller explicó que el objetivo del grupo es pensar en el futuro de la sociedad y "como aportar nuestro granito de arena para hacerlo sostenible y al lado de la innovación".
La nueva terminal se prevé que entre en funcionamiento durante esta primavera después de que se hayan hecho las primeras pruebas de carga con barcos. La terminal forma parte del ambicioso proyecto industrial que la empresa tiene diseñado para el desarrollo la cuenca minera del Bages y ha tenido una inversión de más de 77 millones de euros. Una vez en marcha permitirá hacer frente a los aumentos de carga previstos para los próximos años. La nueva terminal de ICL situada en el muelle Álvarez de la Campa sustituirá la actual situada en el Muelle del Contradique.
Uno de los puntos que se ha tenido en cuenta en la construcción de la nueva terminal portuaria ha sido la mejora en eficiencia y productividad. Para ello se ha contemplado la capacidad de manipulación del producto salino. En cuanto al transporte de trenes, la nueva terminal permitirá doblar la cantidad de mineral que la empresa traslada desde las plantas del Bages hasta el puerto, llegando a más de un millón de toneladas anuales, gracias al acuerdo recientemente firmado con Ferrocarriles de Cataluña para ampliar la frecuencia y capacidad de los trenes.
También se mejora sustancialmente la capacidad de carga de los barcos ya que se pasará de las actuales 800mil toneladas a casi 4 millones con la posibilidad de que se puedan cargar 2 barcos de forma simultánea.
Entre las infraestructuras de la nueva terminal portuaria también hay un edificio de oficinas, 2 almacenes -con casi 22.000m2 de superficie y capacidad para 220.000 toneladas-, 2,7 kilómetros de cintas transportadoras y una terminal ferroviaria interior, con 4 vías de 450 metros en ancho métrico.