Plan Phoenix - ICL Iberia

Creando Valor

Plan Phoenix

El Plan Phoenix es un proyecto estratégico que contempla el desarrollo industrial de toda la cuenca minera del Bages, con amplias repercusiones en las infraestructuras, en la logística y en los mercados internacionales. Con una inversión inicial de más de 240 millones de euros, el Plan Phoenix se traduce en la ampliación y modernización de las instalaciones industriales de ICL, en la mejora de las infraestructuras de transporte, en la ampliación de las instalaciones logísticas en el Puerto de Barcelona y en el aumento de producción de sal y potasa. Con el Plan Phoenix, ICL conseguirá poner en los mercados internacionales más de un millón de toneladas anuales de potasa e inicialmente, más de 750.000 toneladas de sal VACUMM de máxima calidad, con un 99,97% de pureza, destinada a la gran industria química mundial.

Plafón Pla Phoenix

Hoy ya se está desarrollando la primera fase del Plan, cuyo antecedente es la construcción de una rampa de 4,5 quilómetros de longitud en la mina de Cabanasses para acceder a la explotación minera, a 900 metros de profundidad, facilitando así la extracción del mineral, las condiciones de seguridad, así como el descenso de maquinaria de alta tecnología. Así mismo, ya se está tramitando el proyecto de construcción de la planta de sal más moderna del mundo y se están a punto de iniciar las obras de construcción de una nueva terminal en el puerto de Barcelona, preparada para alojar barcos de gran calado.

El Plan Phoenix tiene efectos multiplicadores sobre la economía del País, generando otras muchas oportunidades, tanto en el ámbito de desarrollo industrial y económico, como en el ámbito del compromiso medioambiental. Los efectos más inmediatos del plan serán:

> Aumento de la extracción y de la producción de sal y potasa.  

La ampliación y la modernización de las instalaciones permitirá situar la producción actual en 400.000 toneladas de potasa en calidad estándar y 600.000 toneladas de potasa en calidad granular.

Asimismo, el proyecto de construcción de nuevas plantas de sal permitirá el aprovechamiento de las toneladas de sal generados con la extracción de la potasa, produciendo sal VACUMM y reduciendo progresivamente los depósitos salinos que hoy por hoy acumulan la sal excedente de la producción.

> Una plataforma para la consolidación de nuevas infraestructuras logísticas.

El Plan Phoenix crea masa crítica para el desarrollo de proyectos logísticos, tanto a nivel ferroviario como portuario, impulsando redes como el Corredor Mediterráneo. Con su desarrollo se generarán de forma competitiva importantes volúmenes de materias primas hacia el Puerto de Barcelona y de éste, hacia el sur de Europa. Desde la Cataluña Central debe ser posible el transporte eficiente de 4 millones de toneladas anuales de producto.

El Proyecto Phoenix aprovecha los planes actuales de desarrollo de transporte ferroviario y permite darles un volumen inicial suficiente para asegurarlos y ser a la vez un estímulo para las estrategias de mejora y ampliación de infraestructuras logísticas de España y Europa. El volumen de las exportaciones previstas; la situación estratégica de la terminal Tramer en el Puerto de Barcelona; la intermodalidad de su servicio: transporte ferroviario, marítimo y terrestre, ofrecen una clara oportunidad de convertir a ICL en un socio importante y de referencia en este nuevo escenario logístico.

> Menor impacto ambiental.

La construcción de la rampa de extracción en la mina de Cabanasses permitirá una mayor flexibilidad y mejoras en el ámbito medioambiental, suprimiendo la circulación de más de 550 camiones diarios por el municipio de Súria, reduciendo las emisiones de CO2 y mejorando notablemente la ventilación y la seguridad en la mina.

La ampliación de producción ligada a la construcción de nuevas plantas de tratamiento de sal y de potasa, permite disminuir progresivamente la sal acumulada en los depósitos salinos donde actualmente ya se invierten más de 5 millones de euros anuales en su gestión medioambiental, evitando que el agua procedente del contacto con los depósitos vaya a los ríos del entorno.

> Una apuesta permanente por el I+D.

ICL es una empresa que cuenta con alianzas estratégicas con  varias universidades, centros tecnológicos y escuelas de negocio. Los campos de trabajo están relacionados con la acumulación energética, la tecnología de los materiales y el agua. Dentro de este capítulo y como primera parte del Plan Phoenix, uno de los últimos trabajos de investigación desarrollados en su entorno ha sido asegurarse de la existencia de reservas de potasa en la mina Cabanasses. Se ha realizado una investigación geológica en un área de 40 kilómetros cuadrados explotables desde la actual ubicación